Comparte:
JACKIE CHAN AGUA DE COCO COCONUT WATER
*imagen tomada de memegenerator.es

Si no sabías que el agua de coco y sus increíbles propiedades te pueden salvar de morir (literalmente), en este artículo revisaremos como a lo largo de la historia el agua de coco, conocida por sus maravillosas propiedades nutricionales y medicinales, ha sido usada como reemplazo de los líquidos intravenosos en numerosas guerras.

¿Acaso habíamos escuchado algo mas absurdo?

Tal vez algunos recordemos haberlo visto en la película de Jackie Chan “Quien soy yo?”, donde encarna a un aborigen que necesitando salvar a un hombre herido, y abandonado en una isla, recurre a inyectarle agua de coco para salvarlo. Hasta ahí todos dicen “eso es Hollywood”, “¿Acaso crees todo lo que ves en las películas?”, seguido de una sonora carcajada.

AGUA COCO JACKIE CHAN QUIEN SOY YO

AGUA COCO JACKIE CHAN QUIEN SOY YO

AGUA COCO JACKIE CHAN QUIEN SOY YO

AGUA COCO JACKIE CHAN QUIEN SOY YO

Siento dañar la falsa tranquilidad de algunos pseudoescepticos, pero muchísimas cosas en las que nos han instruido para que creamos como ficción, existen en realidad, es solo dedicar un poco de tiempo a buscar las pruebas y abrir la mente a un pensamiento sin prejuicios, en búsqueda del conocimiento verdadero. *17

EL USO DEL AGUA DE COCO EN GUERRAS

Aunque no hay muchos reportes oficiales en la literatura*1 reciente de su uso en humanos (pero si en perros)*18, existen variados testimonios que relatan como fue usada el agua de coco como reemplazo de fluidos con éxito, por los soldados británicos en Ceylan y los Japoneses en Sumatra, durante la segunda guerra mundial. Luego en Vietnam ambos bandos también recurrieron a ello, preparando incluso reservas de cocos ante una batalla inminente. *1, 11, 12.

“He oído que el jugo de coco es casi idéntico al plasma sanguíneo humano, y se ha utilizado como un sustituto de plasma en tiempos de guerra. Le pregunté a una amiga de Vietnam que vivió allí durante la guerra sobre esto, y ella era muy experta de hecho, acerca de la utilización de jugo de coco como sustituto del plasma sanguíneo durante la guerra por soldados vietnamitas (en ambos bandos). Ella me dijo que cuando se esperaba una gran batalla, reunían cocos en preparación para uso médico” *11

The Intravenous Use of Coconut Water agua de coco intravenosa
The Intravenous Use of Coconut Water – Agua de coco intravenosa.
EL MITO DEL AGUA DE COCO QUE REEMPLAZA TRANFUSIONES SANGUINEAS

Existe un mito muy difundido que confunde a muchos, en el que se habla de “cambiar las transfusiones de sangre” por “agua de coco”. Desde este punto hay un error, ya que en realidad el agua de coco intravenosa es usada como medio de rehidratación y reposición de electrolitos (sales como sodio, potasio, etc.), y no como reemplazo sanguíneo.

La sangre, a pesar de ser liquida, es un tejido, como un musculo o un órgano cualquiera, ya que es una solución de células (glóbulos rojos y blancos) flotando en plasma (agua, proteínas y sales). Los glóbulos rojos, o eritrocitos como también son llamados, son las células encargadas de entregar el oxigeno que respiramos a las demás en nuestro cuerpo.

Agua de coco intravenosa tomada de washingtoncitypaper.com
Agua de coco intravenosa tomada de washingtoncitypaper.com

Al perder sangre por un trauma, se pierde tanto las células como el plasma. Para reponer las células se necesita sangre real, ya que solo esta hermosa y perfecta máquina biológica que todos habitamos, llamada cuerpo humano, puede producirlas.

Lo que si es cierto, es que al reponer grandes cantidades de líquidos y sales en estos casos, se mejora la presión sanguínea, (como una tubería medio vacía conectada a una bomba hidráulica, a la que se le añade mas liquido para empujar), lo que permite salvar la vida si, a pesar de las perdidas sanguíneas, aun queda un volumen aceptable de células en la sangre que pueda entregar oxigeno de manera adecuada.

Según las recomendaciones del colegio americano de cirugía *2 y la OMS *3 por encima de un 20 – 30% de perdida del volumen total de sangre en un adulto sano, la vida empieza a correr peligro, haciéndose necesaria la transfusión de sangre para reponer las células perdidas. Por debajo de este rango, la transfusión no es necesaria, ya que solo con reponer agua y líquidos, las células restantes logran cumplir la entrega de oxigeno requerida.


DATO CURIOSO: “El suministro de oxígeno en un adulto normal, sano en reposo con una concentración de hemoglobina normal es 3–4 veces mayor que lo requerido por los tejidos para el metabolismo.*3

LAS TRANSFUSIONES DE SANGRE EN PERROS CON AGUA DE MAR

Investigando para aclarar el mito del agua de coco como reemplazo de la sangre, encontré que en realidad, si existe un reemplazo de la sangre total en la naturaleza, no es el agua de coco, pero si el agua de mar. Si, así suene increíble, es verdad.

En 1897 el científico Frances Rene Quinton (Un gran sabio olvidado, que entre sus principales logros se cuenta el demostrarle a Charles Darwin que ““la vida no se somete al medio, sino al contrario, es el medio el que se somete a la vida, a la célula”) presentó ante el laboratorio de Fisiología y Patología de estudios Superiores del Colegio de Francia, un experimento donde se le extrajo la totalidad de la sangre a un perro, reemplazándola por una solución de 2/3 de agua de mar y 1/3 de agua dulce.

Increíblemente el perro sobrevivió y luego de un lapso de 10 días en recuperación, su condición de salud fue mejor que antes de la intervención, mostrando gran vitalidad y fortaleza. El científico fue el creador de “El plasma de Quinton” con el cual se salvaron miles de vidas en diversas ciudades francesas. Su libro titulado “L’eau de mer, milieu organique” (“Agua de mar, medio orgánico”) recoge sus trabajos.  *16

Si quieres saber mas acerca de este libro y autor, puedes leer el siguiente E-book gratuito “Comunicación y Nutrición celular del Instituto René Quinton” o puedes comprar el libro en Amazon (Francés). o esta recopilación en Español: Amazon (Español)

L'Eau de Mer Milieu Organique - Rene Quinton
L’Eau de Mer Milieu Organique – Rene Quinton

Me pregunto porque no se sigue utilizando??? Siendo el agua de mar uno de los recursos mas abundantes del planeta…. podría ser que resulte menos rentable que las diversas minas de minerales y los laboratorios que producen los “fluidos de reanimación” con los que se trabaja actualmente?

LA COMPOSICION DEL AGUA DE COCO VS. EL PLASMA HUMANO Y LAS SOLUCIONES DE REHIDRATACION

En este punto es donde entra a la realidad el uso agua de coco como repositor de líquidos y electrolitos (sales). Los “sueros” o “soluciones de reanimación” comúnmente usados en la medicina alopática, son básicamente una dilución de agua, con sodio, potasio, cloro y glucosa, una imitación de la composición del plasma humano, sin incluir las proteínas y otras sustancias presentes en este.

El agua de coco en su composición contiene: Agua, carbohidratos (glucosa y fructosa en estadios tempranos de maduración de la fruta y sacarosa en estados avanzados *1), proteínas y grasas en bajísimas cantidades (0 colesterol ya que es un vegetal), fibra, vitaminas C, B1, B2, B3, B5, B6, B12, folatos (importantes en la formación de nueva hemoglobina, la proteína funcional de los glóbulos rojos), calcio, magnesio, fosforo, sodio, potasio, hierro, zinc, cobre, selenio y manganeso *4, además de aminoácidos esenciales como lisina, leucina, cistidina, fenilalanina, histidina, y triptófano *1, siendo ésta una solución mucho mas “fisiológica” que la simple formula mineral “agua-sodio-potasio” usada en la actualidad.

Agua de coco - Pixabay
Agua de coco – Pixabay.

Al comparar las concentraciones de sodio y potasio del agua de coco con las del plasma humano, se encuentra que el agua de coco contiene un poco menos del sodio presente en el plasma y un poco mas de potasio, ajustándose no “exactamente” a los valores requeridos, para ser una “solución de reanimación óptima”, todo esto, sin tener en cuenta la capacidad del riñón para excretar los excesos y retener los electrolitos depletados (es decir, expulsa las sales sobrantes y retiene las que están en bajas concentraciones), lo que en realidad permite su uso. (En personas con enfermedades renales podría desaconsejarse su uso, ya que no tienen la capacidad de depurar los sobrantes y retener los faltantes de electrolitos.)


DATO CURIOSO: “La hipotonicidad del agua de coco hace que no sea el fluido de reanimación ideal” *1

Si bien el agua de coco no cumple a cabalidad las cifras exactas de los iones principales en el plasma (sodio, potasio y cloro), visto desde el punto de vista de la medicina alopática donde no constituye un “fluido ideal de reanimación”, es de considerar que estamos hablando de casos de emergencia donde la disponibilidad de otros recursos es nula.

Por otro lado, saliendo del punto de vista especifico centrado en los iones (sales) de la medicina alopática o clínica, existe la visión de la medicina holística, donde se le da valor también a todos los otros componentes minerales, vitaminas y oligoelementos que cumplen papeles reguladores e inmunomoduladores, lo que permite que sea una solución mas compatible con el cuerpo humano, e imposible de reproducir en un laboratorio.

Todo esto, sin contar el hecho que una palmera constituye un laboratorio natural invaluable que produce GRATIS y de manera abundante. ¿Cuánto vale la investigación, desarrollo, elaboración y distribución de fármacos e insumos hospitalarios? ¿A cuantas personas logran llegar los frutos de esta producción tecnificada? He visto palmeras crecer de manera exhuberante en los pueblos costeros mas alejados y austeros, y también he visto la falta de recursos en los hospitales de dichos pueblos. ¿Es imposible acaso desarrollar métodos seguros para darle uso a estos recursos en estas comunidades alejadas?

Agua de coco - Pixabay
Agua de coco – Pixabay

 

AGUA DE COCO Y HEMOSTASIA

Una de las preocupaciones mas grandes que tuve cuando me entere de este tema, fue la posibilidad de formación de coágulos por la presencia de antígenos en el agua de coco. Busqué y obtuve mi respuesta. Una investigación publicada en el American Journal of Emergency medicine en Julio del 2001, evaluó las reacciones de coagulación mezclando el plasma de 8 voluntarios sanos con solución salina o agua de coco aleatoriamente. Se midieron por tromboelastografía los parámetros de coagulación, siendo los resultados, similares en ambos grupos, demostrando así la inocuidad del agua de coco en cuanto a formación de trombos se refiere. *13


DATO CURIOSO: Si tienes un accidente y pierdes un diente, el agua de coco constituye el mejor medio para conservar el diente viable hasta llegar al odontólogo, incluso tiene mejores resultados que la leche, la recomendación por excelencia usada hasta ahora.
*5, 6, 7, 8

OTROS EXPERIMENTOS:
TRANSFUSIONES EN TERNEROS CON AGUA DE COCO

Otro estudio que hallé, fue la utilización de agua de coco como terapia de rehidratación de emergencia en terneros, realizado por investigadores cubanos de la Universidad Central Marta Abreu de Las Villas. Los investigadores inyectaron 10 terneros en estado de deshidratación, con agua de coco (previamente verificada su esterilidad y balance de electrolitos) obteniendo una mejoría completa. Además se hicieron ensayos del balance electrolítico del agua de coco comparándola con agua isotónica 0.9%, encontrando valores iguales en ambas muestras. *14

REPORTES DE TRANSFUSIONES EN HUMANOS

Y para acabar de convencerme, termine encontrando numerosos reportes médicos oficiales acerca de la utilización del agua de coco. (No entiendo porque estos estudios no son noticia… en vez de ello, nos muestran el nuevo peinado de Maluma.)
El reporte mas nombrado es el caso presentado en el American Journal of Emergency Medicine donde presentan al caso de un paciente en las islas Solomon en el sur del pacifico, donde a falta de recursos se utilizo agua de coco para rehidratar al paciente, siendo todo un éxito. *1

The intravenous use of coconut water - Uso intravenoso agua de coco
The intravenous use of coconut water – Uso intravenoso agua de coco

Aparte de este artículo encontré muchos otros en las bases médicas, acá dejo algunas referencias para los curiosos:

1. Olurin, EO, Durowoju, JEO, Bassir, O. Intravenous coconut water therapy in surgical practice. West Afr Med J. 1972;21:124–131.

2. Goldsmith, HS. Coco-nut water for intravenous therapy. Brit J Surg. 1962;49:421–422.

3. Elseman, B. Intravenous infusion of coconut water. AMA Arch Surg. 1954;68:167–178.

4. Pradera, ES, Fernandez, E, Calderin, O. Coconut water, a clinical and experimental study. Amer J Dis Child. 1942;64:977–995.

5. Rajasuriya, K, Hamza, MHM, Selvaratnam, S. Ceylon Med J. 1954;2:251.

6. Acharya, VN, Gupta, KC, Golwala, AF et al, Comparative study of intravenous use of natural coconut water, synthetic coconut water and glucose saline in acute gastro-enteritis. Ind J Med Res.1965;53:1069–1073.

7. Iqbal, QM. Direct infusion of coconut water. Med J Malaysia. 1976;30:221–223.

8. DeSilva, CC, Perera, PM, Dias, AP. Coconut water. Pediatria Int. 1959;9:225.

9. Kuberski, T. Coconut water as a rehydration fluid. N Z Med J. 1979;90:98–100.

10. Msengi, AE, Mbise, RL, Msuya, PM et al, The biochemistry of water from unripe coconuts obtained from two localities in Tanzania. East Afr Med J. 1985;62:725–729.

11. Neto, UF, Franco, L, Tabacow, K et al, Negative findings for use of coconut water as an oral rehydration solution in childhood diarrhea. J Amer Coll Nutr. 1993;12:190–193.

12. Yartey, J, Mphil, Harisson, EK et al, Carbohydrate and electrolyte content of some home available fluids used for oral rehydration in Ghana. J Trop Pediat. 1993;39:234–237.

13. Adams, W, Bratt, DE. Young coconut water for home rehydration in children with mild gastroenteritis. Trop Geogr Med. 1992;44:149–153.

14. Sunoto. Home prepared oral rehydration solution. Paediatr Indones. 1987;27:237–250

CONCLUSIÓN

A pesar de lo absurdo que pudo parecer inyectarse agua de coco para nuestro “ilustrado intelecto”, al final ha resultado siendo mas real y científica la película de Jackie Chan, llena de “fantasías y mentiras”, cosas que solo creen los estúpidos y los niños. Es hora de acabar con el pseudoescepticismo y comenzar a hacer ciencia real, no sesgada y manipulada. *17

La bondad de la naturaleza es infinita, esta ante nuestros ojos cada día, y no la vemos. En nuestras ansias de control, políticas de mercado y producción, hemos creado un mundo artificial insostenible, sumiéndonos en la “ignorancia determinista y positivista”, dejando en el olvido e incluso ocultos, conocimientos mas valiosos que cualquier petrodólar o bitcoin de la actualidad.

Nuestro planeta y nuestra propia biología son una refracción fractal del mismo universo, estando todo íntimamente relacionado. De hecho, las cadenas de ADN de cualquier organismo comparten códigos base iguales, para la construcción estructural de los organismos. Por ejemplo, los mismos aminoácidos esenciales que están presentes en el agua de coco, son los que forman las proteínas de nuestro cuerpo.

“Entonces el SEÑOR Dios formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz el aliento de vida; y fue el hombre un ser viviente.”   – Génesis 2:7

Básicamente, todo lo que hay sobre la faz de la tierra, es eso mismo, TIERRA. Nuestro cuerpo alberga casi todos los elementos de la tabla periódica (exceptuando esas abominaciones inestables y peligrosas diseñadas en laboratorios…) por lo que, si lo vemos desde el punto de vista molecular, nuestro cuerpo es tierra configurada de una manera especial para encarnar vida, para moverse, sentir y pensar, así como cada planta, animal o insecto.

Nuestro cuerpo esta conformado las mismas moléculas y átomos presentes en la tierra, pero enlazadas y configuradas de una manera especial. Las plantas por su parte, son laboratorios perfectos puestos a nuestro servicio, que toman las sustancias inorgánicas de la tierra y las convierten en sustancias orgánicas asimilables para nuestro organismo. *15

Alguna vez has comido tierra? Por supuesto que no! responderían casi todos…. Sin embargo, si nos preguntamos….. de donde sale un coco y la palmera que lo produce? Nos tendremos que enfrentar a la realidad de que inicialmente la palmera era solo una pequeña semilla, un coco nada más. Ese coco cayo en el suelo y empezó a absorber TIERRA (si justo eso, tierra), y juntando todas las moléculas de la tierra en manera diferente, enlazándolas con su propia información de ADN y configurándolas en base a esta, crea de la nada, una estructura llamada palmera, y luego, un nuevo coco.

Sabiendo esto, en realidad es mas confiable utilizar para el bien de nuestro cuerpo algo hecho en un laboratorio por la mente humana, o algo hecho por la sabiduría de la naturaleza?

Yo, personalmente, he visto demasiados “Hiroshimas y Nagasakis” científicos como para confiar mi vida a un laboratorio. Amo las plantas!

La verdadera ciencia no se trata de manipular la naturaleza a nuestra voluntad, sino de entender sus mecanismos y adaptarse a ellos para nuestro beneficio. Las soluciones a nuestros problemas ya están listas en la naturaleza, es solo ir a buscarlas.

REFERENCIAS
  1. Campbell-Falck D1, Thomas T, Falck TM, Tutuo N, Clem K. – The intravenous use of coconut water. – Am J Emerg Med. 2000 Jan;18(1):108-11. – http://dr-martins.com/wp-content/uploads/2015/07/2000_the-intravenous-use-of-coconut-water.pdf –  http://forum.verysrs.com/composition/attachment/19b2c4b3327561ce3519b3a4d3f607a5/729464/coconut%20paper.pdf )
  2. Medwave 2001 Ene;1(01):e1105 doi: 10.5867/medwave.2001.01.1105 – Criterios para la reposición de sangre y hemoderivados – http://www.medwave.cl/link.cgi/Medwave/PuestaDia/Congresos/1105
  3. OMS – El uso clínico de la sangre – OMS – http://www.who.int/bloodsafety/clinical_use/en/Manual_S.pdf
  4. http://www.botanical-online.com/coco_propiedades_agua_de_coco.htm#listado
  5. D. M. Souza1 , D. D. Lu¨ ckemeyer2 , J. F. Reyes-Carmona1 , W. T. Felippe1 , C. M. O. Simo˜ es2 & M. C. S. Felippe1 *1. Department of Dentistry, Federal University of Santa Catarina, Floriano´polis, SC; and *2 Department of Pharmaceutical Sciences, Federal University of Santa Catarina, Floriano´polis, SC, Brazil. – Viability of human periodontal ligament fibroblasts in milk, Hank’s balanced salt solution and coconut water as storage media – International Endodontic Journal – doi:10.1111/j.1365-2591.2010.01809.x – 201 – 2010 – http://www.ace.co.cr/images/bea%20y%20yo%20IEJ.pdf
  6. Aan Mi’dad Arrizza, Amatul Firdaus Ramadhan – COCONUT WATER (COCOS NUCIFERA) AS STORAGE MEDIA FOR THE AVULSED TOOTH – Journal of Dentistry Indonesia – Vol 17, No 3 (2010) – DOI: 10.14693/jdi.v17i3.39 – http://www.jdentistry.ui.ac.id/index.php/JDI/article/view/39 )
  7. J. S. Moreira-Neto,J. O. Gondim, M. S. G. Raddi, C. A. Pansani – Viability of human fibroblasts in coconut water as a storage médium – International Endodontic Journal – 2009 – DOI: 10.1111/j.1365-2591.2009.01591.x – http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/j.1365-2591.2009.01591.x/full
  8. Christopher I. Udoye BSc, BChD, FMCDS, Hamid Jafarzadeh DDS, MSc, Paul V. Abbott BDSc, MDS, FRACDS (Endo) – Transport media for avulsed teeth: A review – 2012 – Australian endodontic journal – DOI: 10.1111/j.1747-4477.2012.00356.x – http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/j.1747-4477.2012.00356.x/full
  9. Camilla Cristhian Gomes Moura, Priscilla Barbosa Ferreira Soares, Manuella Verdinelli de Paula Reis, Alfredo Júlio Fernandes Neto, Darceny Zanetta Barbosa, Carlos José Soares – Potential of coconut water and soy milk for use as storage media to preserve the viability of periodontal ligament cells: an in vitro study – Dental Traumatology – 2013 – Volume 30, Issue 1, February 2014, Pages 22–26. – DOI: 10.1111/edt.12042 – http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/edt.12042/full
  10. C. G. Moura, P. B. F. Soares, M. V. P. Reis, P. Dechichi, C. C. M. Salgueiro, M. H. N. R. Sobral, D. Zanetta Barbosa, C. J. Soares – Powdered coconut water as a storage medium to preserve the viability of periodontal ligament cells: a laboratory study – International endodontic journal – enero 2016 – http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/iej.12603/abstract
  11. http://www.washingtoncitypaper.com/columns/straight-dope/article/13038517/coconut-transfusions
  12. Rajasuriya, K, Hamza, MHM, Selvaratnam, S. Ceylon Med J. 1954;2:251
  13. Stefan Pummer, MD Petra Heil Wolfgang Maleck, MD Georg Petroianu, MD – Influence of coconut water on hemostasis – The American journal of emergency medicine – July 2001 Volume 19, Issue 4, Pages 287–289 – http://www.ajemjournal.com/article/S0735-6757(01)21833-6/fulltext
  14. Generosa C. Pérez García, Ramona Yuria Benítez Mayea , Mario Cuesta Mazorra , Enrique A. Silveira Prado. – Utilización del agua de coco por vía intravenosa como terapia alternativa en la deshidratación en terneros – REDVET. Revista electrónica de Veterinaria 1695-7504 Volumen 11 Número 03B – Marzo/2010 – http://www.veterinaria.org/revistas/redvet/n030310B.html
  15. Cardozo l. Isidro MH – Curso avanzado Herbologia – Fundacion Instituto de Botanica Aplicada – FUNIBA – funiba.com
  16. Quinton René – “L’eau de mer, milieu organique” (“Sea Water, organic medium”) http://visualiseur.bnf.fr/Visualiseur?Destination=Gallica&O=NUMM-74609 – http://oceanplasma.org/documents/quinton.html  –  http://gallica.bnf.fr/ark:/12148/bpt6k746094/f4.image.r=l’eau+de+mer.langEN https://www.laboratoiresquinton.com/es/inicio/rene-quinton
  17. http://losdivulgadores.com/blog/2012/06/27/pseudoescepticos-en-espana-i-el-regreso-de-torquemada/

18.. https://www.researchgate.net/publication/327912382_Uso_del_agua_de_coco_Cocos_nucifera_como_terapia_electrolitica_intravenosa_en_caninos_deshidratados

Comparte:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

once + 7 =

Ricardo Campuzano

Hola! Mi nombre es Ricardo Campuzano.
Asesor y Coach en calidad de vida y bienestar.
Mi pasión son la antropología, las plantas medicinales, la sanación holística, la alimentación funcional y todo tipo de medicinas ancestrales. Actualmente me dedico al estudio, investigación y enseñanza de la herbología (Terapeuta herbal – FUNIBA) y soy estudiante de Antropología en la Universidad de Antioquia.

Hace un tiempo, estudié Medicina en la Universidad Pontificia Bolivariana. Justo antes de graduarme (11 semestre) caí en depresión y dejé todo a un lado repentinamente, a causa de mis inconformidades con el paradigma educativo y el sistema sanitario para el cual me formaba.

Luego de una profunda crisis existencial y un despertar espiritual, me reencontré con el uso de las medicinas ancestrales, la salud holística y la formación en artes marciales y meditación que tenía desde niño. Esto me permitió recuperar el equilibrio.

Mas adelante, ingresé a estudiar Antropología en la Universidad de Antioquia. Esta maravillosa oportunidad me abrió las puertas al mundo de la etnobotánica y las medicinas ancestrales desde el punto de vista académico.

Además de todo ello, me formé como Herbólogo en FUNIBA, institución de la cual recibí una inmejorable formación en Terapia herbal. Esta ciencia es la que hace posible que se reúnan en un solo punto todos mis estudios y conocimientos para el beneficio y bienestar del ser humano.

Puede que también te guste