Comparte:

Lygnan

Antes de saber que es Barley y Lygnan Gold, debemos conocer a su creador para saber de que se trata todo esto. Detrás de estos maravillosos productos se esconde una mente científica y creativa encarnada en la persona de Ken Campbell.

Ken Campbell es un científico Canadiense que lleva mas de 20 años trabajando en el área de germinación de semillas. Además de ello, se ha concentrado en desarrollar métodos propios 100% orgánicos, ya que no estaba conforme con las técnicas tradicionales basadas en sales inorgánicas y alcoholes semisintéticos como el propilenglicol, que son comúnmente usados en esta industria.

Ken desarrolló una técnica única de germinación basada en métodos físicos vibratorios, sin adición alguna de químicos, sin modificar la semilla genéticamente, ni violar de ninguna manera su integridad biológica.

Cuando las semillas germinan, pasan por un proceso químico, (casi “alquímico”) en el que transforman todos sus componentes internos en sustancias altamente nutritivas, digeribles y absorbibles para el cuerpo. Todo este proceso es posible gracias a la liberación natural de enzimas (aprox. 4000 enzimas diferentes) dentro de la semilla que transforman todos sus componentes.

En su estado original, la semilla contiene un nivel limitado de nutrientes en forma de carbohidratos de cadena larga, los cuales son digeribles por nuestro organismo en un porcentaje aproximado del 25%. Además de ello, también contiene numerosos “antinutrientes”, los cuales son toxinas producidas por la semilla para defenderse de las plagas y evitar ser devorada.

Cuando la semilla entra en estado de germinación, los “antinutrientes” son empleados como materia prima para producir sustancias útiles para el crecimiento de la planta, las cuales también son altamente benéficas para nuestro organismo. De estos “antinutrientes” es que se desprende la “intolerancia” a granos y cereales que experimentan algunas personas en su digestión.

Con la transformación de los “antinutrientes” el contenido nutricional de la semilla se eleva y se hace más fácilmente digerible por el sistema digestivo, llegando a porcentajes de asimilación de hasta el 95%.

Todos estos hallazgos fueron presentados por Ken y otros investigadores ante el ministerio de agricultura Canadiense (“Agriculture Canadá”), el Consejo Nacional de Investigación Canadiense (“National Research Counsel of Canada”) y el Consejo de Investigación de Alberta (“Alberta Research Counsel”). Estos centros adelantaron investigaciones conjuntas con los investigadores, en los que se comprobó por medio de experimentación con animales de corral, los potenciales beneficios nutricionales de Barley y Lygnan Gold.

Lygnan

Además de todos estos procesos, también se realiza una selección de las semillas, donde se desechan todas las que están “muertas”, y se recolectan sólo las “vivas” o “en estado de germinación latente”, las cuales son sincronizadas para lograr una germinación uniforme.

Luego de desarrollar el método de germinación donde se aumentan todos sus componentes nutricionales, Ken encontró la manera de estabilizar y “congelar” la semilla en estado latente, la cual queda en apariencia “normal”, pero con su estructura molecular interna totalmente cambiada.

Como resultado de este cambio molecular interno de la semilla, la germinación se hace casi “explosiva”, pues al agregar un poco de agua, solo tardan unos minutos en brotar ante la mirada asombrada de los espectadores. Si no lo crees puedes verlo por ti mismo: http://youtu.be/0GHRMPgfGS4

CONTINUARÁ…

 

Lygnan

Comparte:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × cinco =

Ricardo Campuzano

Hola! Mi nombre es Ricardo Campuzano.
Asesor y Coach en calidad de vida y bienestar.
Mi pasión son la antropología, las plantas medicinales, la sanación holística, la alimentación funcional y todo tipo de medicinas ancestrales. Actualmente me dedico al estudio, investigación y enseñanza de la herbología (Terapeuta herbal – FUNIBA) y soy estudiante de Antropología en la Universidad de Antioquia.

Hace un tiempo, estudié Medicina en la Universidad Pontificia Bolivariana. Justo antes de graduarme (11 semestre) caí en depresión y dejé todo a un lado repentinamente, a causa de mis inconformidades con el paradigma educativo y el sistema sanitario para el cual me formaba.

Luego de una profunda crisis existencial y un despertar espiritual, me reencontré con el uso de las medicinas ancestrales, la salud holística y la formación en artes marciales y meditación que tenía desde niño. Esto me permitió recuperar el equilibrio.

Mas adelante, ingresé a estudiar Antropología en la Universidad de Antioquia. Esta maravillosa oportunidad me abrió las puertas al mundo de la etnobotánica y las medicinas ancestrales desde el punto de vista académico.

Además de todo ello, me formé como Herbólogo en FUNIBA, institución de la cual recibí una inmejorable formación en Terapia herbal. Esta ciencia es la que hace posible que se reúnan en un solo punto todos mis estudios y conocimientos para el beneficio y bienestar del ser humano.

Puede que también te guste